jueves, 15 de enero de 2009

Un rostro y un nombre...(6ª parte)

Miré los paneles de posición que se encontraban encima de la compuerta.

[“C-4”…]

En ese cuadrante y en el “B-4” se encontraban los motores de rotación para crear la gravedad artificial dentro de la ciudad.

[Si perdieran algo de energía y la gravedad se viera comprometida… saltaría el programa de seguridad y semi-bloquearía las puertas… dejando atrapado al Robot Señora pero no a mí…]

Abrí la compuerta.

#Ve delante humano#

Accedimos a un corredor lateral exterior pero sin módulos trasparentes. Es decir, para evitar posibles síntomas de claustrofobia, todos, o la mayoría de los pasillos de la periferia de la ciudad, contaban con planchas transparentes a modo de grandes ventanales o como se les llamaba en la Novus Spes,ei, “miradores”. Excepto los pasillos interiores, los cuales detrás de sus paredes tenían otros pasillos, habitáculos, etc… y los corredores exteriores de los módulos “B-4” y “C-4” que al albergar partes móviles y de la maquinaria que hacía posible la gravedad artificial, carecían de ellos por seguridad.
Las compuertas formaban una hilera a mi izquierda. Yo cojeaba de la pierna derecha. Fingí sostribarme sobre uno de los conmutadores de apertura y seguidamente en otro, que en este cuadrante no se encontraban junto a las compuertas sino frente a cada una, al otro lado del pasillo. Esto era debido a que entre escotilla y escotilla no había un marco suficiente para albergar el mecanismo. Como tampoco había “miradores” habían aprovechado ese espacio para los conmutadores.
El androide reaccionó a mi movimiento poniéndose en situación de alerta. Centrando todos sus sensores hacia mi posición para tratar de averiguar qué ocurría. Yo sabía que la compuerta se abriría con algunos segundos de retardo y con cierto ruido. Lo suficiente como para volver a llamar la atención del engendro sobre la escotilla que se encontraba a nuestra izquierda.
Cuando se giró me impulsé hacia la escotilla que justo comenzaba a abrir el segundo conmutador que había pulsado. Fue visto y no visto. Éste Robot señora era un modelo pesado, para operaciones grandes. Casi indestructible. Incluso podía salir al espacio y realizar cortos paseos sin ningún tipo de protección. Pero en distancias cortas era lento.
Oí cómo me seguía. Pero no había mucho espacio, el habitáculo estaba lleno de los contenedores nucleares que hacía funcionar el sistema de rotación. Para él era difícil moverse.
Accedí al panel de control del sistema de refrigeración del pequeño reactor nuclear.

[Ésto saturará el sistema…]

Evidentemente los sistemas de prevención evitaban que pudiera desconectarse así como así. Lo que hice fue puentear el regulador de voltaje de los inyectores de nitrógeno líquido. Éstos calculaban el porcentaje necesario de N2 que requería el reactor para no recalentarse expulsando la cantidad indicada. Eran altamente sensibles a la electricidad con lo que a la primera pequeña subida de tensión se volvieron locos enfriando en exceso el reactor. Todo el sistema se colapsó en apenas unos segundos. Como había planeado, la energía quedó para seguir produciendo la gravedad artificial. Con lo que las compuertas abrían tan sólo una cuarta parte de su capacidad.
Salir fue fácil. Aunque no tardaría en percatarse de que me había escapado ni en encontrar la forma de penetrar la compuerta por sus propios medios.
Tenía que centrarme en los hechos.

1-Toda la tripulación de la ciudad espacial había desaparecido misteriosamente.

2-Sueltan un R.S para que me localice y me extermine.

3-Un extraño animal entra en el compartimento donde Nagre y yo descansamos.

[¡Nagre! ¡Por Ford! Me olvidé completamente de él.]

3 comentarios:

SyNKRo dijo...

Tenía varias palabras para describir la sexta, de hecho podría haber encadenado algunas de ellas y formar una frase, pero me voy a quedar con una:
Impresionante.
La he vivido :)

Keydeth dijo...

:) es curioso que lo digas porque escribiendo esta 6ª parte... justamente te visionaba a ti puenteando el sistema de refrigeración :D

ZohARa dijo...

Mira que nunca me han gustado los relatos de ciencia ficción con tanto robot y naves espaciales... de repente me tienes complentamente enganchada!!! Tb me había olvidado de Nagre... Para cuando la 7ª parte??? ^.^