jueves, 14 de febrero de 2008

El arte de regalar...

San Valentín... cumpleaños... navidad... aniversarios... me cago en la puta... uys perdón...
¿Sabéis por qué el señor Valentín llevaba una venda en los ojos? porque le hizo un regalo a alguien pero no le gustó el regalito y... (antes diríamos que su amada... pero todos sabemos hoy en día tal y como están las cosas, que pudo haber sido su amada, su amado, su madre, su abuela, la vecina del 5º... o el novio de la hermana de ésta) el caso es que seguro que le sacó los ojos al ver que el regalo no era de su gusto... En efecto, sí, hay gente que cuando descubre que el detalle no es de su agrado...se cabrea, se enfurruña, se encabrona y te lo escalfan tan anchos ellos.
Para que no ocurra, el truco está en sorprender... me explico:
Que regalas un libro, (como hoy es San Valentín nos centraremos en novios y novias, parejas, ex y todo eso) la persona que sea que lo recibe sabe, evidentemente, que no es el descapotable que había pedido...
-mmm ¿qué será? un... una... no sé...así rectangular con forma de libro....
[una cafetera... no te jode] y te quedas mirando con cara de bobo al ver su cara de ...
-Bueno... ejem... qué... quebonito... no...eh...no me lo esperaba...

Lo mismo pasa cuando compras un CD (sí, hay gente que no conoce el emule ni similares y aún compra CD´s...)
-¡Ala... !
Y se ponen a decir cosas absurdas en plan ametralladora como para que creas que no saben que es el cd de Kiko & Sara que han insinuado mil veces que querían comprarse...pero sí que lo saben.
-¿Una taza,un bolso,unabilletera uncascopa´lamoto unbalón de ruuuuugby...?
-Es un abre cartas, ¿no lo ves hija mía?

[Virgen santa virgen pura...vaya una hincaura.]

Ya se lo esperaban... así no agradamos a nadie. Sin embargo todo esto podemos solucionarlo con la sorpresa... yo no es que sea demasiado bueno regalando cosas,( si alguien que me lee me conoce... puede dejar cuenta de ello en los comentarios) pero sí que me gusta la cara de asombro que se le queda al regalado cuando lo pillas en bragas. (sobre todo si es ella)
-¡Ey!
-¡Mira!
-¿Cómo se te ha ocurrido?
-¡Ala me encanta...!
-¡¡Joder, siempre he querido tener uno de éstos!!...¿qué es?
Y el secreto no está en el regalo... que no. De verdad que no. El momento peligroso es cuando se recibe el paquete.
La persona que recibe, sabe lo quería. Sabe lo que te ha dicho que le gustaría. Sabe tus fondos monetarios (más o menos) y sabe de tu ímpetu por salir de compras. Reconozcámoslo... nos tienen pillaos por to´s laos.
La persona que recibe el presente, tiene la mente abierta al 200%. Es capaz de calcular no solo forma, sino... peso, dimensiones, sonido,...
Nuestro cerebro es una máquina de recibir regalos. A lo mejor no sabe hacer la "o" con un canuto o ni sumar 2+2 pero en esos momentos, mientras el regalo llega a sus manos y cuando lo sostiene, es capaz de calcular estadísticamente todas las posibilidades habidas y por haber y las probabilidades de que sea una cosa u otra con un margen de error del 10%.

Libros, calcetines, Cd´d, mochilas, ropa, zapatos, juegos de café, flores... todos ellos fácilmente reconocibles... pero no importa.
Que hay que regalar un libro... pues se regala, pero nunca lo envolváis como un libro. Así cuando lo coja, su cerebro dirá:
["haibá" pesa como... un libro... pero tiene forma de... ¿pera? y suena como... ¿un gato?]
Se asusta. Se siente insegura. Y a la mente no le gusta la inseguridad. Por lo que todos sus esquemas se descolocan. Se pone nerviosa y la mala leche empieza a segregar sus jugos.
-Ey um... ¿qué es esto? a ver...
Intenta abrirlo pero los nervios no la dejan y lo agita...su cerebro quiere una respuesta ¡ya!
Suena un cascabel (por ejemplo).
-Un cascabel ¿eh?...
Está desarmada. Comienza a buscar objetos que tengan un cascabel y el tamaño y el peso aproximado del paquete:
[Un bebé gato...no. Una Boa Constrictor...no. Una campana...puede ser...]
Al ser la única opción que le cuadra... la toma por buena (es absurda ya lo sé,¿desde cuándo una campana y un cascabel suenan parecido? pero con forma de pera, que suena y con el peso de un libro...además de la presión de estar abriendo el regalo y de la otra persona mirándote y esperando a que lo abras de una vez...el cerebro da por bueno la opción más parecida...)
Ya con una respuesta es capaz de comenzar a abrirlo...aunque sigue pensando y la mala leche se desata en su interior, aunque coloque una sonrisilla.
[Así que una campana ¿eh? hijodeputa... me has comprado una campana de mierda... yo me he pasado toda la tarde en esa tienda para comprarte un jueguito "desos de la play" y tú me compras una campana...te vas a enterar el año que viene... si duramos]
Pero... al abrirlo... descubre que no es sino un libro y bola grande de navidad con un cascabel y una nota:

"A ti... por ser tú... conmigo" (por ejemplo)

Ahí has ganado la batalla... de pronto un previsible libro...se ha convertido en un inesperado regalo mil veces mejor que lo que ella ya daba por sentado. La nota por supuesto le da el golpe de gracia...eso sí que no se lo esperaba. La bola era para despistar y dar forma; como el cascabel.

Luego ella te da su regalo, lo ves.. y dices..
[rectangular, con forma de libro, delgadito, no pesa...¡un videojuego!]
Pero lo abres tan feliz.

5 comentarios:

SyNKRo dijo...

Jajajaja, imaginación no te falta, no...
y yo que los compro por internet y ya se encargan los de paquetería de envolverlo... xD

Keydeth dijo...

ajaja... pero los pides de dos en dos y te preguntas si te has equivocado xd

SyNKRo dijo...

Es un sistema de seguridad como otro cualquiera ^^
Aunque es curioso, normalmente te mandan los dos y si te has equivocado te joXXs :S

Jelens dijo...

A parte de los libros, tambien veo un buen regalo las colonias.

Ojo, colonias no perfumes. De esas de litro como Nenuco, las Tres Mellizas, Nemo, etc... la cara del que se la regalas es la caña.
Se que soy rara, pero mola XD

Keydeth dijo...

JAJAJA... poh sí...si le regalas un bote de nenuco de 2 litros... jajaj la cara que debe poner es...digna de foto